Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘recuerdos’

Son tesoros porque son recuerdos. Representan pedacitos de vida. Su valor “de mercado” no existe, no importa. Lo importante es el significado que los convierte en mucho más que simples objetos para conectarnos con el pasado, con momentos, personas o estados de ánimo. Hay algunas cosas de las que no quiero desprenderme.

 

Esta es una parte de nuestra colección de baldosas hidráulicas, las que se encuentran en mejor estado. Pertenecían al suelo de nuestra casa en Barcelona aunque cuando nosotras entramos a vivir allí el piso -incluidos suelos- ya estaba reformado. Sin embargo, alguien tuvo la feliz ocurrencia de llevar todo este material al terrado de la finca. Allí las encontré entre un montón de escombros. Y las rescaté.

El terrado (de terrat, en catalán) era uno de los sitios que más utilizábamos, sobre todo cuando venía gente y no cabíamos dentro de la minúscula casa. Un tercer piso (quinto real, contando con el entresuelo y el principal) sin ascensor. Subir y bajar escaleras era una rutina que no nos costaba demasiado. Estando embarazada de Martina seguí haciéndolo hasta el último momento. Resoplando, pero lo conseguía.

 

(la foto es de  mi hermano)

 

Desde esa azotea veíamos los tejados del barrio, las faldas de Montjuïc y podíamos imaginar el mar perfectamente, Paral·lel abajo.

Cuando la amatxo preparó las oposiciones en el 2006 se escapaba varias veces al día allí arriba para respirar y salir de su encierro de estudio (que tuvo éxito, por cierto!). Estas fotos las hizo ella (mucho más hábil que yo con la cámara, no hace falta que lo diga) en abril de ese año.

 

 

Las baldosas representan para mí Barcelona y nuestra vida allí antes de que llegara Martina. Algunas, más hechas polvo, están guardadas en el trastero pero estas las veo cada día sobre la estantería. Cerquita de los libros, otro tesoro que me hace sentir en casa.

 

 

Os dejo más cosas relacionadas con baldosas hidráulicas, por si os interesa: qué son, cómo se fabrican (entrad en esta web para ver un vídeo que muestra el proceso), dónde comprarlas (aquí y aquí) o proyectos interesantes relacionados con ellas.

 

Read Full Post »

Tesoros: el kaiku de la amatxo

Son tesoros porque son recuerdos. Representan pedacitos de vida. Su valor “de mercado” no existe, no importa. Lo importante es el significado que los convierte en mucho más que simples objetos para conectarnos con el pasado, con momentos, personas o estados de ánimo. Hay algunas cosas de las que no quiero desprenderme.

 

Esta chaqueta era de la amatxo, su madre la tejió para ella hace más de 30 años. Por lo que me han explicado este tipo de jersei es una prenda tradicional del País Vasco a la que llaman kaiku. El de la foto está ahora colgado en el armario de nuestra hija esperando a que ella crezca un poco más para poder empezar a usarlo. Está hecho polvo, se ve que la amatxo se lo puso mucho, en eso radica gran parte de su encanto.

 

He tenido a mi suegra como loca buscando fotos en las que apareciera la amatxo de pequeña luciendo la prenda en cuestión y esta es una de las que ha podido rescatar de los álbumes familiares. Aunque no se ve muy bien he querido ponerla aquí, también es un tesoro.

 

La preciosidad que sonríe a la cámara es mi amor cuando tenía unos tres años. Está con su hermana mayor en una salida por el monte.


Será sugestión o algo mágico pero yo les encuentro parecido a las dos niñas…

Read Full Post »

Son tesoros porque son recuerdos. Representan pedacitos de vida. Su valor “de mercado” no existe, no importa. Lo importante es el significado que los convierte en mucho más que simples objetos para conectarnos con el pasado, con momentos, personas o estados de ánimo. Hay algunas cosas de las que no quiero desprenderme.

Como este avión de juguete. Era de mi padre y lo tenía en el escritorio donde trabajaba. No sé si lo guardaba desde que era pequeño aunque no creo. Seguramente lo compró más tarde, igual que otros artefactos parecidos de estos de lata a los que hay que darles cuerda y la mayoría de las veces ya no funcionan.

 

Está sobre una de las estanterías de nuestra sala, delante de una lámpara globo. Me gusta porque parece que realmente vuele, que justo en este momento está pasando por delante del sol o de la luna y el piloto se gira para saludar.

 

Cómo una miniatura así puede condensar tanto de una persona enorme en todos los sentidos? Para mí funciona, por eso lo tengo bien presente en el corazón de mi casa.


Read Full Post »

En casa tenemos una estupenda colección de álbumes ilustrados que es uno de nuestros mayores tesoros. El motivo de elegir cada uno de ellos fue diferente: porque nos encanta la ilustración, porque los publica una editorial cuyo trabajo admiramos o bien por el tema que tratan. Hace años que tienen reservado un lugar privilegiado en nuestras estanterías pero en ningún caso los compramos pensando en compartirlos con un niño, con nuestra hija.

Desde que llegó la pequeña M. hemos ido añadiendo títulos a la colección, ahora sí pensando en ella: páginas duras, dibujos simples, muchos animales… Pero también hemos colocado los libros que ya teníamos en un lugar accesible para nuestra hija, de manera que pueda rebuscar, coger y hojear el que más le guste. Ya tiene algunos favoritos. Últimamente le encanta que miremos juntas este:

(El diente, el calcetín y el perro astronauta. Antonio Lozano y Birte Müller. Thule Ediciones)

He de admitir que esto supone un gran avance para luchar contra mi instinto de protección y posesión como “libroadicta”. Reconozco que sufro cuando veo algunas páginas pringosas y con restos de puré de frutas. Pero entonces me acuerdo de cómo estaba la colección de Tintín de mi padre cuando yo era pequeña (os juro que se podían encontrar espaguetis con tomate pegados a las viñetas) y me digo a mí misma: “respira, está bien, para qué son los libros si no?”.

Algunos los tenemos más lejos de su alcance, tampoco soy masoca ; )

Hoy he descubierto una novedad que puede encantar tanto a pequeños como a mayores. Se llama The life of Mr. Mustache y es un libro protagonizado por uno de los personajes más conocidos del sueco Studio Violet.

Mr. Mustache vive preocupado por todo y le cuesta dormir por las noches. Cuando descubre el origen de su inquietud consigue que su vida cambie y él empieza a sentirse mejor.

Podéis encontrarlo en la tienda on-line de Studio Violet. Y si le echais un vistazo a su blog veréis que en sus productos la frontera entre lo que va dirigido a un público infantil y a un público adulto se difumina absolutamente.

Espero que os guste tanto como a mí.

Buen comienzo de semana!

Read Full Post »