Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pensamientos’

Manifiesto apasionado

Holstee es un proyecto original iniciado por dos hermanos que  un buen día decidieron dar un giro radical a sus vidas, dejar sus trabajos y tratar de vivir su pasion: dedicarse al diseño y llevar un estilo de vida sostenible. Así surgió una iniciativa caracterizada por la inspiración de sus productos, la responsabilidad social y la sostenibilidad.

Me gustan las cosas que Holstee ofrece desde su web. Pero sobre todo me encanta el manifiesto a través del cual se presentan y se definen. Os recomiendo también una visita a su blog y sus propuestas musicales.

PD: dedicado a la Tata como aperitivo al menú de mañana

Anuncios

Read Full Post »

En la sesión de fisioterapia de hoy M. ha estado haciendo ejercicio montada en una de esas mini-motos que se desplazan pateando en el suelo. Seguro que las conocéis porque están bastante de moda, al menos en nuestro pueblo. En casa tenemos una muy pequeñita con la que M. puede empujar facilmente apoyando toda la planta de los pies.

La que tenían esta mañana en rehabilitación era unos centímetros más alta, lo suficiente para que ella notara la diferencia. LLegaba al suelo solo con la puntita de los pies y avanzaba despacio, perdiendo el equilibrio. Ha estado a punto de caerse varias veces y cada una de ellas a mí se me tensaba todo el cuerpo y tenía que contenerme para no correr a sujetarla (unas veces asisto a las sesiones y otras no, hago según me digan).

Al final, la niña no ha querido continuar con la moto. Después de bajarla, la fisio se ha sentado con ella y ha estado explicándole lo siguiente:

– “Sabes una cosa, M.? Cuando yo era pequeñita como tú me caía un montón de veces. Y no pasa nada. Luego te vuelves a levantar y sigues con lo que estabas haciendo. Tienes que perder el miedo a caerte”-

Las palabras estaban dirigidas a la niña pero también a mí, claro. Luego me ha dicho:

-“También sería bueno que vosotras (la amatxo y yo) no tengais tanto miedo a que se caiga. Tiene que caerse”-

Joe, vaya lección, y qué razón tiene.

Me he quedado el resto del día sin poder quitármelo de la cabeza. Hasta qué punto transmito a mi hija mis propios miedos? Qué parte de su fragilidad es real y cual está en mi mirada? Es la fuerza muscular determinante al 100%? Cómo le influyen la confianza o el temor que sentimos hacia ella quienes la queremos? Quién es más débil, ella o yo?

Dejo aquí la reflexión, para no olvidarla y, como siempre, para seguir avanzando. Gracias por escuchar.

Read Full Post »

Cuando el viernes fui a recoger a M. a la haur eskola una de las educadoras me explicó que la peque había pasado un mal día. Que había estado bastante triste, pidiendo que la cogieran en brazos y llorando cada dos por tres. También me dijo que había tenido un rifi-rafe con una de sus compañeras y que la otra le había mordido.

Atendí a mi hija que estaba encantada de verme y de que me la llevara a casa,  no le dí muchas vueltas a la conversación. Me parece normal que los críos se peleen entre ellos, que tengan compañeros que les gusten más y otros que les gusten menos, todo eso. Pero cuando por la tarde desnudé a M. para meterla en el baño casi me echo a llorar al ver las marcas que tenía en el brazo. Desde luego, aquello era un buen mordisco!

En esos momentos me invadieron de golpe un montón de sentimientos encontrados. Ante todo, las ganas de mimar y abrazar a mi chiquitina hasta el infinito. Pero luego también otras sensaciones que ya me rondaban de antes y que ante una situación así se pusieron en primer plano.

Dejamos a un lado el -políticamente incorrecto- deseo de venganza, vale?

Ya sé que esto son “cosas que pasan” a todos los críos. Pero M. es una niña físicamente más frágil que los otros de su edad, tiene menos fuerza muscular y dificultades para desplazarse y defender su espacio haciendo uso del cuerpo. Una parte de mí siempre tiene miedo de que le hagan daño, que le quiten los juguetes, que se caiga, que sufra y se sienta frustrada. Esa mamá quisiera hacer todo lo que esté en su mano para ser un escudo entre la peque y un mundo demasiado agresivo.

Otra parte de mí sabe a ciencia cierta que sobreprotegerla es una mala solución que puede impedir que M. busque, encuentre y desarrolle los recursos que ella tiene, que son muchos. El lenguaje, la capacidad de comunicarse, la expresividad. Y también el ritmo y el sentido musical. Estos son los que más me fascinan en estos momentos.

Además de una mamá temerosa también puedo ser una mamá confiada. Me ha costado colocarme en este punto pero creo plenamente en las capacidades de mi hija. Sé que ella encontrará su manera de llegar allí donde desee y nosotras haremos todo lo posible para ayudarla. Lo más difícil es cuando para permitirle crecer y avanzar en su camino tienes que retirarte. Dejar que se mida con los otros niños para que pueda conocer los límites de su cuerpo y desplegar otras estrategias a la hora de defender su territorio.

Encontrar la justa medida, esa es la cuestión. Colocarnos en un punto tal que ella sepa que siempre estaremos allí pero que le deje espacio suficiente como para llegar a no necesitarnos en muchos sentidos.

En esas estamos.

Feliz domingo y buen comienzo de semana!

Read Full Post »

Ayer por la tarde estábamos en la plaza cuando el hijo de una amiga se acercó a su mamá y le preguntó: “eta aitatxo? (y papá?)”. El crío en cuestión tiene poco más de tres años y nuestra amiga decidió lanzarse a la aventura de la maternidad sin tener pareja. No diría que es una “madre sola” ya que cuenta con mucho apoyo de su familia y amigos. Pero lo que importa aquí es que su hijo ha empezado a hacer preguntas.

“No tienes papá pero tienes una mamá que te quiere mucho, mucho, mucho”. Fue la respuesta. Y luego le explicó cómo le había llevado en la barriga y lo mucho que deseaba estar con él. Todo esto en menos de tres minutos, en plena calle y rodeados del jolgorio de una tarde en la plaza.

Así llegarán las preguntas de M. también. De repente, sin avisar. Y tendremos que estar preparadas para dedicarles toda la atención que merecen y resolver sus dudas. Aún falta tiempo para eso, ya sé. Pero después de lo de ayer y de ver que nuestra hija, con año y medio, charla como una cotorra y entiende más de lo que parece, no me atrevo a calcular a qué distancia estamos de esas preguntas.

Iremos atendiéndolas cada vez que surjan, según la necesidad de saber que tenga ella y en la medida que sea capaz de comprender. Antes de que naciera le dimos muchas vueltas al tema y por suerte también tenemos con quién compartir una experiencia tan importante.

Habría mucho que decir sobre este tema. De momento, sin necesidad de explicaciones con palabras, ya vamos construyendo cada día respuestas para nuestra pequeña M.

Homestead by Beauchamping

Read Full Post »

Después de varias semanas con un clima casi veraniego parece que esta tarde llega el otoño de verdad y con él, las lluvias. Hemos tenido viento sur por estas tierras. Eso significa calor y ambiente seco. A mucha gente -por ejemplo a la amatxo- le encanta. A mí no. Es un viento tan fuerte que me irrita y me da dolor de cabeza. Quien conozca el levante gaditano o la tramontana en la Costa Brava sabe a qué me refiero. Los efectos de este aire de locos sumado a las noches mal-durmiendo (dichosos colmillos!) hace que tenga las ideas espesas como puré de garbanzos.

Estoy deseando que caiga una buena tromba de agua, a ver si así refresco la mente y consigo tambien estar un poco más lúcida para escribir aquí.

De momento os dejo unas imágenes, para que os hagais a la idea de lo que viene.

Ilustración de Raquel Marín vía Librosfera

 

Foto de Law Keven

 

Foto encontrada a través de Kireei

 

Ver más en H is for Home

Read Full Post »

Mi deseo de ser madre comenzó a tomar forma poco después de cumplir los 30, primero de forma tímida y luego alimentado por montañas de energía y ternura acumulada. Fue durante ese proceso y después, durante el embarazo de mi hija,  cuando me convertí en asidua lectora de blogs: blogs sobre crianza, blogs de mamás lesbianas como nosotras, blogs de mamás creativas, de mamás viajeras… La verdad es que mi experiencia de la maternidad está ligada a estos espacios, que me han acompañado desde que empecé a pensar en mí misma como posible mamá. Sin embargo, y aunque siempre anduve fantaseando con la idea de hacerlo, nunca me atreví a abrir uno. Hasta ahora!

Antes de que naciera nuestra pequeñita escuchamos en muchas ocasiones el típico comentario sobre lo mucho que te cambian la vida los hijos. Aunque creíamos estar preparadas y dispuestas a adaptarnos a esos cambios la verdad es que no teníamos ni idea de qué supondrían en nuestras vidas.

M. nació el 7 de mayo de 2009. Cuando rompí aguas el Barça acababa de marcar al Chelsea el gol que le llevaría a la final de la Liga de Campeones y las calles de Barcelona rebosaban de gente eufórica. No somos futboleras pero con el Barça tenemos un no-se-qué especial, sí.

Luego las cosas se nos pusieron difíciles porque la cría llegó con una hipotonía (debilidad muscular) marcada y pasamos casi un año de pruebas y terrible incertidumbre hasta saber que tiene una enfermedad muscular. Hoy por hoy seguimos una intensa rutina de visitas médicas pero aún no tenemos un diagnóstico del todo claro. La vida de la peque es como la de cualquier bebé de su edad con la diferencia de que su desarrollo motor va más lento de lo habitual.

Desde entonces han pasado 15 meses y sigo en periodo de adaptación. Cuando parece que voy cogiendo el ritmo ya está cambiando por otro y si consigo aprender cómo afrontar ciertas cosas enseguida aparecen unas diferentes que no sé cómo manejar. Pero así es la vida en realidad, no? Para víctimas del perfeccionismo y amantes de la organización la maternidad supone todo un reto, os lo digo yo. Por otro lado, M. me sorprende todos los días con algo nuevo, me fascina su capacidad para disfrutar de cada momento presente como si fuera el único y por tanto el mejor.

Tal y como lo veo no fue el hecho de parir a M. lo que me convirtió en su mamá sino más bien una sucesión de momentos, un proceso profundo y cotidiano donde cada paso me va enseñando a colocarme en este nuevo lugar.

Y esto no se para!

Queda oficialmente inaugurado el blog, bienvenidos!

Read Full Post »