Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘embarazo’

Son tesoros porque son recuerdos. Representan pedacitos de vida. Su valor “de mercado” no existe, no importa. Lo importante es el significado que los convierte en mucho más que simples objetos para conectarnos con el pasado, con momentos, personas o estados de ánimo. Hay algunas cosas de las que no quiero desprenderme.

 

Esta es una parte de nuestra colección de baldosas hidráulicas, las que se encuentran en mejor estado. Pertenecían al suelo de nuestra casa en Barcelona aunque cuando nosotras entramos a vivir allí el piso -incluidos suelos- ya estaba reformado. Sin embargo, alguien tuvo la feliz ocurrencia de llevar todo este material al terrado de la finca. Allí las encontré entre un montón de escombros. Y las rescaté.

El terrado (de terrat, en catalán) era uno de los sitios que más utilizábamos, sobre todo cuando venía gente y no cabíamos dentro de la minúscula casa. Un tercer piso (quinto real, contando con el entresuelo y el principal) sin ascensor. Subir y bajar escaleras era una rutina que no nos costaba demasiado. Estando embarazada de Martina seguí haciéndolo hasta el último momento. Resoplando, pero lo conseguía.

 

(la foto es de  mi hermano)

 

Desde esa azotea veíamos los tejados del barrio, las faldas de Montjuïc y podíamos imaginar el mar perfectamente, Paral·lel abajo.

Cuando la amatxo preparó las oposiciones en el 2006 se escapaba varias veces al día allí arriba para respirar y salir de su encierro de estudio (que tuvo éxito, por cierto!). Estas fotos las hizo ella (mucho más hábil que yo con la cámara, no hace falta que lo diga) en abril de ese año.

 

 

Las baldosas representan para mí Barcelona y nuestra vida allí antes de que llegara Martina. Algunas, más hechas polvo, están guardadas en el trastero pero estas las veo cada día sobre la estantería. Cerquita de los libros, otro tesoro que me hace sentir en casa.

 

 

Os dejo más cosas relacionadas con baldosas hidráulicas, por si os interesa: qué son, cómo se fabrican (entrad en esta web para ver un vídeo que muestra el proceso), dónde comprarlas (aquí y aquí) o proyectos interesantes relacionados con ellas.

 

Anuncios

Read Full Post »

 

La idea de la serie Mamás que me inspiran es dedicar un post a mujeres que voy encontrando en mi camino como “bloguera” y explicar qué es lo que admiro de ellas: su estilo de vida, el trabajo que realizan o las reflexiones que me sugieren. Todas son fuente de inspiración para mí y detenerme en ellas supone también un acto de homenaje y agradecimiento.

número 3.

Se llama Luisa

Vive en Valencia

Es la mamá de Laia, que nació el 23 de abril del año pasado. Laia tiene dos mamás: Luisa y Núria.

 

Su blog es : www.mamaymama.blogspot.com

Me inspira…

…porque su blog y su experiencia ha sido de gran importancia para nuestro propio viaje hacia la maternidad. Empecé a leerlo cuando la amatxo y yo comenzábamos a pensar en la posibilidad de ser mamás. Lo primero era decidir: cómo, cuándo, quién. Con las cosas un poco más claras  había que arrancar, cruzar los dedos y ponerse en manos de la medicina y la burocracia. Por suerte teníamos algunas parejas amigas que nos llevaban la delantera en el proceso y pudimos machacarlas a preguntas. Pero las dudas y los miedos eran muchos así que buscábamos información como locas. Y así llegué hasta mamaymama.

Desde hace años Luisa es activista a favor de los derechos LGTB (Lesbianas Gays Transexuales y Bisexuales)  y actualmente lleva la coordinación del Col·lectiu Lambda. Tiene otro blog personal en el que recoge sus experiencias como militante pero en mamaymama, espacio compartido con Núria, el punto de vista es claramente personal. Aunque ambas facetas sean difíciles de separar.

 

Admiro la valentía de Luisa al compartir a través de su blog una experiencia tan intensa, estresante e íntima como es decidir ser madre buscando vías que no son las convencionales e iniciar junto con su pareja -que tampoco es la tradicional- un proceso de reproducción asistida.

En el camino aparecen elementos relacionados con lo emocional, lo médico, lo social, lo económico… Y de todo ello hablan en el blog. No se trata en absoluto de un deseo de exhibición narcisista sino más bien al contrario. Pretenden informar y facilitar las cosas a otras mujeres que estén en su situación para que no tengan que empezar desde cero.

Considero de gran valor los post en los que Luisa intenta explicar sus sentimientos como madre no gestante, algo tan escondido y difícil de compartir por falta de referentes. Pienso que no estaría mal que alguien se animara a recoger, nombrar y visibilizar estas experiencias.

La fuerza y la tenacidad de Luisa y Núria también son dignas de admiración. Hasta que llegó la pequeña Laia recorrieron un largo y complicado camino. Como dicen ellas, todo ocurrió después de un año y medio, seis intentos, un aborto y 13.000 euros. Finalmente, tras una fecundación in vitro, consiguieron el deseado embarazo.

El lado más “político” de Luisa incluye su gran capacidad de comunicar y facilitar la creación de redes de apoyo. Gracias a ella tuvimos acceso a información difícil de conseguir. De gran ayuda fue, por ejemplo, la Guía para trámites administrativos que facilita toda la burocracia que rodea al hecho de tener un bebé en una familia como la nuestra.

De cara a la sensibilización social es impresionante su trabajo como activista a favor de la visibilidad de la diversidad familiar. Una de las últimas iniciativas en este sentido que ha dado a conocer a través de su blog se llama Familiarízate y merece la pena echarle un vistazo.

 

 

Me dejo muchas cosas en el tintero (en el teclado?). Siempre que termino alguno de los post de esta serie me quedo con la sensación de que no les hago justicia del todo a mis “musas”.


Para terminar, lo que Luisa me respondió cuando le pedí que completara las siguientes frases:

LA MATERNIDAD ES… Teniendo en cuenta que la maternidad ha sido históricamente un hecho totalmente descartado socialmente para las mujeres lesbianas por la ausencia del hombre en sus vidas, cobra especial importancia para nosotras. En mi caso, que soy una mujer que supera (aunque por poco) los cuarenta, era algo que no contemplaba en mi proyecto de vida, había renunciado a ello. Pero todo cambia en el año 2005. La posibilidad de poder ofrecerle a mi hija/o los mismos derechos que el resto de niños/as y compartir plenamente la maternidad con mi mujer sin discriminaciones, incorpora en mis deseos el de ser madre y poder así hacer abuelos a mis padres y tíos a mis hermanos.

Ser madre es la experiencia más intensa y plena que he vivido, compartir la vida de mi hija me ha llenado de un amor impensable e imposible de explicar.

MIS HIJA ES UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN … Mi hija Laia es ahora mismo la fuente de la que emana cada pensamiento, cada sentimiento y cada emoción que surge de mí.

UNA MAMÁ A QUIEN ADMIRO ES… Mi mayor fuente de inspiración es mi madre, una mujer con un gran deseo de ser abuela y que, desgraciadamente, no ha podido conocer a su nieta. Mi madre, como la mayoría de las madres de su generación, son mujeres con una gran capacidad de lucha que han tenido que vivir situaciones que seríamos incapaces de soportar en la actualidad.

Mi madre es una de esas mujeres que dedicó su vida a cuidar de los demás hasta su último aliento, y todo ello sin manuales, tutoriales, redes ni cursos, por pura intuición. Y aunque jamás llegaré a ser la matriarca que ella fue, intentaré ser para Laia la mejor madre como ella lo fue para mí.

Otras mamás que me inspiran sobre las que he escrito antes:

número 2. Nora

número 1. Lamima

Presentación de la serie

Read Full Post »

Diciembre ya, madre mía, el tiempo vuela. LLega fin de año y sin proponérmelo empiezo  a rellenar listas mentalmente con todas las cosas que quisiera hacer en 2011. No soy muy original, eso por adelantado. Espero que escribir este post me comprometa  un poco, a ver si consigo ir tachando elementos, no?

Ahí va una de mis posibles enumeraciones de buenos propósitos para el año que viene:

1.

Empezaremos con un clásico: hacer ejercicio. El único deporte que he conseguido practicar los últimos años con una cierta regularidad es nadar pero ahora no voy mucho, una vez a la semana con suerte. Me propongo ir a la piscina tres veces por semana (ala!) o por lo menos dos (vale).

Para motivarme intentaré recordar lo bien que me quedo después, la sensación de cansancio  físico y relax cuando me siento al final en el bordillo con los pies en el agua y me canto a mí misma Nadadora, la maravillosa canción de Family, ese grupo mítico.

Ah! Y también quiero salir en el Lilaton de marzo. Son cinco kms de carrera por Donosti, lo conseguiré?

2.

Aprender a coser. Supongo que algo se me ha pegado de esta fiebre por el do it yourself que tanto veo en otros blogs. Si mi abuela levantara la cabeza… Toda la vida negándome a aceptar sus enseñanzas y ahora estoy dispuesta a pagar por que alguien me explique cómo funciona una máquina de coser.

Seguro que aquí cerca tengo algún curso o  alguien dispuesto a ayudarme pero la última vez que estuvimos en Madrid pasamos por el local de Peseta y tengo que admitir que estoy pensando ir hasta allí para hacer al menos uno de sus talleres. El sitio es tan chulo, la gente tan maja… y después de cuatro horas aseguran que te haces con la máquina de coser!

No tengo intención a estas alturas de convertirme en diseñadora, lo que me encantaría es poder hacer cosas para la casa, reciclar ropa usada y también ser capaz de hacerle algún vestido simple  a M.

3.

Seguir adelante y mejorar el blog (a pesar de que a veces me pregunto si estoy loca dedicándole tanto tiempo): sacar mejores fotos, dedicarme más a responder comentarios y sobre todo poner en práctica las ideas que tengo, sacarlas de mi cabeza y llevarlas al ordenador.

4.

De cara a la próxima primavera, volver a intentar hacer una pequeña huerta en el jardín. Este año plantamos tomates y calabazas, por probar, porque no tenemos ni idea. De las tomateras solo fueron comestibles dos frutos, y las calabazas… mejor ni acordarse.

Esta es la prueba de que al menos algo salió de nuestro jardín y os juro que estaba riquísimo, eso sí. Yo creo que si nos empeñamos al menos conseguiremos ensaladas de producción propia, no? Ya os contaré.

5.

Organizarme de manera que consiga sacar más tiempo para estudiar euskera. Voy a clase e intento llevar los deberes hechos pero por mucho que me lo proponga no consigo dedicar nada de tiempo a estudiar más a fondo.

M. empieza a demostrar que conoce ciertas normas gramaticales y vocabulario mejor que yo y eso me preocupa un poco ; )

6.

Volver a Barcelona, estar con los amigos de allí. Si puede ser, para Sant Jordi (23 de abril).

7.

LLevar a la amatxo a algún sitio romántico y pasar un fin de semana juntas, solas y sin niña, algo que no hemos hecho desde que nació M. Me da igual que sea lejos o cerca con tal de que sea bonito y podamos dedicarnos atención exclusiva. Si pueden ser varios fines de semana, mejor. Y hasta unas pequeñas vacaciones.

8.

Dinamizar el grupo y la cuenta corriente de nuestro proyecto para ir a comer a Arzak. Desde hace un tiempo ponemos una pequeña cantidad fija todos los meses con la intención de darnos este homenaje, porque nos lo merecemos. Qué pasa? Que con esto de la crisis últimamente la cosa está  bastante parada y a este ritmo tendremos que dejar la iniciativa como legado a nuestra descendencia.

Otra dificultad -aunque esta la resolveremos sin problema, espero- es que entre el grupo de amigos que andamos en esto ha surgido una escisión que hemos planteado cambiar Arzak por el Mugaritz. Nos pondremos de acuerdo? Tradición o vanguardia? Conseguiremos que el 2011 sea el año de  esta reunión pantagruélica?

9.

Empezar a mover los engranajes necesarios para que M. pueda tener pronto un hermano o hermana.

10.

Encontrar un trabajo remunerado sería de gran ayuda para cumplir muchos de los propósitos anteriores.

Se aceptan sugerencias.

Read Full Post »

Mi deseo de ser madre comenzó a tomar forma poco después de cumplir los 30, primero de forma tímida y luego alimentado por montañas de energía y ternura acumulada. Fue durante ese proceso y después, durante el embarazo de mi hija,  cuando me convertí en asidua lectora de blogs: blogs sobre crianza, blogs de mamás lesbianas como nosotras, blogs de mamás creativas, de mamás viajeras… La verdad es que mi experiencia de la maternidad está ligada a estos espacios, que me han acompañado desde que empecé a pensar en mí misma como posible mamá. Sin embargo, y aunque siempre anduve fantaseando con la idea de hacerlo, nunca me atreví a abrir uno. Hasta ahora!

Antes de que naciera nuestra pequeñita escuchamos en muchas ocasiones el típico comentario sobre lo mucho que te cambian la vida los hijos. Aunque creíamos estar preparadas y dispuestas a adaptarnos a esos cambios la verdad es que no teníamos ni idea de qué supondrían en nuestras vidas.

M. nació el 7 de mayo de 2009. Cuando rompí aguas el Barça acababa de marcar al Chelsea el gol que le llevaría a la final de la Liga de Campeones y las calles de Barcelona rebosaban de gente eufórica. No somos futboleras pero con el Barça tenemos un no-se-qué especial, sí.

Luego las cosas se nos pusieron difíciles porque la cría llegó con una hipotonía (debilidad muscular) marcada y pasamos casi un año de pruebas y terrible incertidumbre hasta saber que tiene una enfermedad muscular. Hoy por hoy seguimos una intensa rutina de visitas médicas pero aún no tenemos un diagnóstico del todo claro. La vida de la peque es como la de cualquier bebé de su edad con la diferencia de que su desarrollo motor va más lento de lo habitual.

Desde entonces han pasado 15 meses y sigo en periodo de adaptación. Cuando parece que voy cogiendo el ritmo ya está cambiando por otro y si consigo aprender cómo afrontar ciertas cosas enseguida aparecen unas diferentes que no sé cómo manejar. Pero así es la vida en realidad, no? Para víctimas del perfeccionismo y amantes de la organización la maternidad supone todo un reto, os lo digo yo. Por otro lado, M. me sorprende todos los días con algo nuevo, me fascina su capacidad para disfrutar de cada momento presente como si fuera el único y por tanto el mejor.

Tal y como lo veo no fue el hecho de parir a M. lo que me convirtió en su mamá sino más bien una sucesión de momentos, un proceso profundo y cotidiano donde cada paso me va enseñando a colocarme en este nuevo lugar.

Y esto no se para!

Queda oficialmente inaugurado el blog, bienvenidos!

Read Full Post »