Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Música’ Category

Anari

Notición! Anoche por primera vez desde que nació Martina la amatxo y yo hicimos nuestro plan y salimos. Sí, queridas, hay todo un mundo fuera de casa más allá de las 10 de la noche. En estos 19 meses hemos ido bastante al cine y algunas veces a comer o a tomar algo pero siempre  que hemos dejado a Martina ha sido de día. El paquete baño-cena-cuento-dormir era sagrado. Bueno, y lo sigue siendo, porque ayer lo hicimos nosotras igual que siempre, con la diferencia de que una vez se quedó dormida la peque cenamos a todo correr, nos cambiamos y salimos disparadas dejando de guardia al osaba (tío).

Y todo por un buen motivo: ir al concierto que daba Anari aquí mismo, en nuestro pueblo. No nos alejamos mucho de casa, vale, pero por algo se empieza, no?

 

Hace unos años no podía escuchar su música, me ponía demasiado triste. Ahora, sin embargo, alucino con lo que hace. Qué me ha pasado? O, qué le ha pasado a ella? Creo que la pregunta correcta es la segunda. Bueno, qué mas da. La cuestión aquí y ahora es el último disco de Anari que fue el que presentó anoche: Irla izan.

 

 

No soy crítica musical, para quienes estéis interesados en eso aquí, aquí, aquí y en muchos más y quizás mejores sitios podréis encontrar palabras sobre Anari. La han comparado con Cat Power o con Pj Harvey dos artistas que también me ponen los pelos de punta aunque no me atrevo a confirmar o desmentir los parecidos. Yo me limito a escuchar y flipar.

El caso es que cuando aquello empezó me olvidé de todo lo demás: el virus de Martina (sigue malita),   las temperaturas bajo cero de estos días… hasta me olvidé de mirar a la preciosa chelista que han incorporado al grupo. Solo la música, la música impresionante y sobrecogedora. Ya había leído la traducción de algunas letras, desgarradoras, Anari escribe desde las entrañas. Pero no hace falta entender euskera para dejarse llevar y empapar por esa tormenta que son sus canciones.

Salimos felices, en una burbuja. Estuvimos charlando con amigos y enseguida vuelta a casa, que en la sala no había cobertura y a saber qué nos íbamos a encontrar allí.

Pues nos encontramos a los dos, niña y tío, durmiendo como benditos. Todo en orden.

Está claro, tenemos que salir más.

Read Full Post »

Para hacer música

A Martina le encanta la música, creo que ya lo había escrito antes en algún otro post. Si estamos en casa jugando a menudo es ella quien señala la estantería de los CD y pide que pongamos alguno. Canta a todas horas, a veces canciones que conocemos y en otras ocasiones cosas que inventa ella. Y también baila, cada vez incorporando más movimientos en sus coreografías. Es la bomba! Nos lo pasamos muy bien con la música.

Sigue el ritmo golpeando en el suelo o en su barriga, toca la trompeta poniéndose la mano delante de la boca y le encanta palmear como si fueran platillos. Por eso creo que un buen regalo para ella sería algún instrumento de juguete. Ya sean los más típicos

 

O alguno de estos otros, más sofisticados.

 

Todos los he encontrado en ohdeedoh

 

 

Read Full Post »

Oh yeah!

Hoy M. ha tenido un día un poco rarito en la Haur Eskola (la escuela infantil o guardería, cada uno que lo lea como prefiera). Creo que a estas alturas de la semana empieza a intuir que nos tramamos algo, que la cosa va más allá de ir un rato a jugar. Por si las moscas, mientras he estado en el aula apenas se ha separado de mí. Y cuando nos han pedido que saliéramos durante media hora me ha hecho un pucherito… No ha llorado, pero el resto del día solo quería estar en brazos.

Para que se le pasara el disgusto esta tarde hemos estado escuchando música y bailando un buen rato. A mi hija le encanta la música y es una bailona total. Las canciones infantiles le gusta que las cantemos nosotras pero a la hora de poner un CD la señorita es muy selecta. Su top ten va desde Ella Fitzgerald hasta la canción que Bisbal hizo para el mundial de fútbol (a nuestro pesar).

Hoy necesitaba algo realmente especial y hemos recuperado Batiscafo Katiuscas, de Antònia Font, que lo teníamos en el coche y hacía meses que no lo escuchábamos juntas. Desde que era una enana M. se volvía loca con la canción “Wa yeah” y hoy no ha sido menos: golpes de cadera, palmas, brazos en alto… Y algo nuevo, ahora ella también canta oh yeah!


Quienes -como yo- hayan crecido en los 80, encontrarán en esta canción algo familiar e inexplicable, un subidón ñoño que se acepta de buena gana. Por favor, escuchadlo a todo volumen, sobre todo si necesitais un chute de optimismo. Teneis el video en You Tube. Y ya me contareis si a vuestros peques también les pone.

Bona nit

Read Full Post »