Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Inspiración’ Category

Maria Rita es una artista de orígen portugués a quien acabo de descubrir. Sus esculturas de niños y niñas pretenden representar el lado más onírico de la infancia con toda su pureza e ingenuidad.

 

 

Encuentro su trabajo de una delicadeza exquisita.

Y no puedo evitar fijarme en los pies de esas criaturas. Pies grandes y fuertes, bien arraigados a la tierra. Estables. Fantásticos.

 

 

Read Full Post »

 

La idea de la serie Mamás que me inspiran es dedicar un post a mujeres que voy encontrando en mi camino como “bloguera” y explicar qué es lo que admiro de ellas: su estilo de vida, el trabajo que realizan o las reflexiones que me sugieren. Todas son fuente de inspiración para mí y detenerme en ellas supone también un acto de homenaje y agradecimiento.

número 3.

Se llama Luisa

Vive en Valencia

Es la mamá de Laia, que nació el 23 de abril del año pasado. Laia tiene dos mamás: Luisa y Núria.

 

Su blog es : www.mamaymama.blogspot.com

Me inspira…

…porque su blog y su experiencia ha sido de gran importancia para nuestro propio viaje hacia la maternidad. Empecé a leerlo cuando la amatxo y yo comenzábamos a pensar en la posibilidad de ser mamás. Lo primero era decidir: cómo, cuándo, quién. Con las cosas un poco más claras  había que arrancar, cruzar los dedos y ponerse en manos de la medicina y la burocracia. Por suerte teníamos algunas parejas amigas que nos llevaban la delantera en el proceso y pudimos machacarlas a preguntas. Pero las dudas y los miedos eran muchos así que buscábamos información como locas. Y así llegué hasta mamaymama.

Desde hace años Luisa es activista a favor de los derechos LGTB (Lesbianas Gays Transexuales y Bisexuales)  y actualmente lleva la coordinación del Col·lectiu Lambda. Tiene otro blog personal en el que recoge sus experiencias como militante pero en mamaymama, espacio compartido con Núria, el punto de vista es claramente personal. Aunque ambas facetas sean difíciles de separar.

 

Admiro la valentía de Luisa al compartir a través de su blog una experiencia tan intensa, estresante e íntima como es decidir ser madre buscando vías que no son las convencionales e iniciar junto con su pareja -que tampoco es la tradicional- un proceso de reproducción asistida.

En el camino aparecen elementos relacionados con lo emocional, lo médico, lo social, lo económico… Y de todo ello hablan en el blog. No se trata en absoluto de un deseo de exhibición narcisista sino más bien al contrario. Pretenden informar y facilitar las cosas a otras mujeres que estén en su situación para que no tengan que empezar desde cero.

Considero de gran valor los post en los que Luisa intenta explicar sus sentimientos como madre no gestante, algo tan escondido y difícil de compartir por falta de referentes. Pienso que no estaría mal que alguien se animara a recoger, nombrar y visibilizar estas experiencias.

La fuerza y la tenacidad de Luisa y Núria también son dignas de admiración. Hasta que llegó la pequeña Laia recorrieron un largo y complicado camino. Como dicen ellas, todo ocurrió después de un año y medio, seis intentos, un aborto y 13.000 euros. Finalmente, tras una fecundación in vitro, consiguieron el deseado embarazo.

El lado más “político” de Luisa incluye su gran capacidad de comunicar y facilitar la creación de redes de apoyo. Gracias a ella tuvimos acceso a información difícil de conseguir. De gran ayuda fue, por ejemplo, la Guía para trámites administrativos que facilita toda la burocracia que rodea al hecho de tener un bebé en una familia como la nuestra.

De cara a la sensibilización social es impresionante su trabajo como activista a favor de la visibilidad de la diversidad familiar. Una de las últimas iniciativas en este sentido que ha dado a conocer a través de su blog se llama Familiarízate y merece la pena echarle un vistazo.

 

 

Me dejo muchas cosas en el tintero (en el teclado?). Siempre que termino alguno de los post de esta serie me quedo con la sensación de que no les hago justicia del todo a mis “musas”.


Para terminar, lo que Luisa me respondió cuando le pedí que completara las siguientes frases:

LA MATERNIDAD ES… Teniendo en cuenta que la maternidad ha sido históricamente un hecho totalmente descartado socialmente para las mujeres lesbianas por la ausencia del hombre en sus vidas, cobra especial importancia para nosotras. En mi caso, que soy una mujer que supera (aunque por poco) los cuarenta, era algo que no contemplaba en mi proyecto de vida, había renunciado a ello. Pero todo cambia en el año 2005. La posibilidad de poder ofrecerle a mi hija/o los mismos derechos que el resto de niños/as y compartir plenamente la maternidad con mi mujer sin discriminaciones, incorpora en mis deseos el de ser madre y poder así hacer abuelos a mis padres y tíos a mis hermanos.

Ser madre es la experiencia más intensa y plena que he vivido, compartir la vida de mi hija me ha llenado de un amor impensable e imposible de explicar.

MIS HIJA ES UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN … Mi hija Laia es ahora mismo la fuente de la que emana cada pensamiento, cada sentimiento y cada emoción que surge de mí.

UNA MAMÁ A QUIEN ADMIRO ES… Mi mayor fuente de inspiración es mi madre, una mujer con un gran deseo de ser abuela y que, desgraciadamente, no ha podido conocer a su nieta. Mi madre, como la mayoría de las madres de su generación, son mujeres con una gran capacidad de lucha que han tenido que vivir situaciones que seríamos incapaces de soportar en la actualidad.

Mi madre es una de esas mujeres que dedicó su vida a cuidar de los demás hasta su último aliento, y todo ello sin manuales, tutoriales, redes ni cursos, por pura intuición. Y aunque jamás llegaré a ser la matriarca que ella fue, intentaré ser para Laia la mejor madre como ella lo fue para mí.

Otras mamás que me inspiran sobre las que he escrito antes:

número 2. Nora

número 1. Lamima

Presentación de la serie

Read Full Post »

Es amarillo? Color miel? Tirando a naranja? No sabría cómo llamarlo pero cada vez que lo veo algo hace “clic” en mi cabeza y me digo: ahí está! En interiores me gusta combinado con grises, blanco y negro o con un azul sucio.

A continuación, un recopilatorio:

 

Quién puede resistirse a esta maravilla de H. M. Eames?

 

Foto de jek in the box via Creature Comforts

 

Vía European Chic

 

En casa de la ilustradora Nina Blychert en Londres, via Dumbo

 

Aunque esté presente solo en pequeños detalles este color da carácter y luz a cualquier espacio.

De Orla Kiely

 

Vía sfgirlbybay

 

Foto del blog Design Mom

 

De Le dans la

 

Y en complementos de vestir añade color y calor a la ropa típicamente oscura del invierno.

 

En Oh Honey Honey Gift Guide

 

Obra de mi admirada Sandra Juto

 

Gorro de Ann Moore vía Las Teje y Maneje, aunque el color resulta aquí un poco más estridente que mi tonalidad mate ideal.

 

Color mostaza podría ser un nombre, no? Lo he bautizado así. Si alguien se anima a proponer otro que se ajuste mejor que lo diga ahora o calle para siempre.

 

Read Full Post »

Piedras con alma

Una piedra es una piedra. Pero también puede llegar a ser mucho más que eso: una joya, una obra de arte, un regalo original. Todo depende de que la persona adecuada la saque de su contexto natural -una playa, la orilla de un río, el campo- y se decida a transformarla a través de su mirada y su trabajo.

Pasear observando fíjamente el suelo, un primer descubrimiento visual, agacharse y coger la piedra, tocarla, acariciar la superficie y estudiar su forma, quizás olerla. Ese podría ser el principio.

No hay dos piedras iguales, todas son peculiares y únicas. Pero si además acaba en el bolsillo de la persona adecuada una piedra puede convertirse en algo maravilloso.

Un precioso y sencillo elemento decorativo, como muestra esta imagen de Poetic Home

 

Un juguete especial transformada en un pequeño pez, de Coucou c’est Granny.

 

Un colgante, de Allybeans

 

También puede llevar un mensaje escondido bajo su gorro de crochet. Via Las Teje y Maneje.

 

Y a continuación, mis favoritas. Pueden ser cualquier cosa o nada en particular, en cualquier caso rezuman belleza.

De Pintameldia, autora también de un precioso blog.

 

De Amy Komar, artista residente en Alaska, el lugar donde encuentra estas piedras.

 

Poesía pura y dura.

 

 

 

Read Full Post »

Martina tiene mucha fiebre, mucha tos, muchos mocos… Por fin ha conseguido dormirse y descansa a mi lado mientras escribo esto.

Qué se hace en estos casos? Dejarla dormir mientras pueda y que se despierte cuando le pida el cuerpo (sea dentro de 2 horas o mañana por la mañana)? Despertarla para que coma algo y arriesgarnos a que luego el maldito virus no le deje descansar?

Madre novata no sabe.

Madre novata se sienta frente al ordenador y busca criaturas de otros mundos para que visiten los sueños de su niña y le cuenten las historias más hermosas.

Les ZÔtres, Sun, de Virginie Z

 

To the Lighthouse, de Abbott and Ellwood

 

The Funny Head, de Minifanfan

 

Jones, de Mike Rivamonte

 

Read Full Post »

Lo digo bajito y con la boca pequeña porque temo celebrar las cosas antes de tiempo, aún estamos en proceso.  Pero también quiero gritarlo, que se entere todo el mundo y repartir sonrisas a diestro y siniestro. Y es que Martina está empezando a andar. No sola, no sin ayuda, no sin sustos ni esfuerzo, pero anda.

Sus progresos de las últimas semanas han sido espectaculares. Ha ganado fuerza, equilibrio y, sobre todo, seguridad en sí misma. Controla su moto hasta el punto de que en casa ya tiene un recorrido circular que hace a toda pastilla evitando obstáculos… o no, y entonces grita: “choque!” y “pumba!” contra la mesa o el sofá o lo que pille.

Gracias a esa habilidad que ha ido cogiendo con la moto últimamente nos hemos atrevido ya varias veces a sacarla a la calle sin el carrito (por fin!). Corre por la acera delante de nosotras y nos espera cuando se hace un poco cuesta arriba para que la empujemos. Hay que ayudarla a subir y bajar pero también en eso está ganando autonomía poco a poco.

Otra novedad es que hemos empezado a llevarla a la piscina y disfruta un montón. Es uno de los ejercicios que nos han recomendado porque no sobrecarga sus articulaciones así que queremos incorporarlo a las rutinas familiares. Está muy divertida con su gorro y su albornoz. Y en el agua no tiene nada de miedo, se lanza a los brazos de quien está delante con la confianza de que la vamos a sujetar. Al final tenemos que sacarla medio a la fuerza, con los labios morados y temblando. Vamos a pedirle a los Reyes un neopreno para ella.

Ha empezado a subirse sola a los sillones, le encanta. Si no consigue suficiente impulso con sus piernas apoya y empuja con la cabeza o con lo que sea. A mala leche y perseverancia no le gana nadie y ella consigue transformarlas en fuerza. Apa! ya está arriba.

Si le cuesta un poco y nosotras no estamos cerca, se dice a sí misma: “amimo, amimo!! (ánimo!). Y cuando consigue su objetivo es una cría feliz. Grita: “Oso ondo, Martina!” (muy bien!) o “papelduna!” (txapelduna!, campeona!), que es lo que nosotras también le decimos. Y solo hay que verle la cara para entender que esos logros significan mucho para ella.

Y para nosotras, muchísimo. Significan todo. Después de meses en los que no sabíamos si nuestra niña iba a salir adelante o no, cómo sería su desarrollo, qué tipo de dificultades tendría… Después de estar tan asustadas como para pensar en lo peor y que ningún médico pudiera asegurarnos que no iba a ocurrir, esos logros significan la felicidad, el optimismo de cara al futuro, la serenidad.

Hoy unos amigos nos han pasado un andador de madera que su hija ya no utiliza y eso ha puesto la guinda al pastel. Hasta ahora Martina daba pasos agarrada a nuestras manos pero con el andador ya casi puede caminar ella sola, pronto no nos necesitará para hacerlo! Y está de pie, no sentada en la moto, es diferente. No sé si desde fuera se puede entender cómo estamos viviendo esta maravilla.

A veces pienso que el hecho de que el desarrollo de Martina  sea diferente y que vaya más despacio nos está permitiendo saborearlo mucho más. Lo que para otras familias es un motivo de alegría “natural” para nosotras supone la euforia de ver obstáculos superados, objetivos deseados al fin conseguidos, incertidumbres que van desapareciendo. Vamos a cámara lenta, con nuestra dosis de dudas y miedos pero también el goce se multiplica por mil. Y de momento, siempre llega.

Estamos muy orgullosas de ella y también de nosotras.

Seguimos adelante.

Read Full Post »

La idea de la serie Mamás que me inspiran es dedicar un post a mujeres que voy encontrando en mi camino como “bloguera” y explicar qué es lo que admiro de ellas: su estilo de vida, el trabajo que realizan o las reflexiones que me sugieren. Todas son fuente de inspiración para mí y detenerme en ellas supone también un acto de homenaje y agradecimiento.

número 2.


Se llama Nora

Su trabajo como diseñadora de moda la llevó a lugares como Barcelona -donde colaboró con Josep Font– o París -ciudad  donde trabajó para grandes nombres como Hermès o Lolita Lempika.

En 2006, después de volver al País Vasco, se lanzó a desarrollar su propia firma y ahora acaba de abrir las puertas de una  tienda en Donostia.

Vive en Usurbil, un pequeño pueblo de Gipuzkoa

Es la mamá de Anuk (4 años) y Alain (1 año y medio)

Su web es www.noraizagirre.com

Me inspira porque…

Nora y yo tenemos relación a través de la amatxo desde hace 8 ó 9 años pero no ha sido hasta  instalarnos en el País Vasco que la he conocido más a fondo. Más allá de una deslumbrante carrera en el mundo de la moda es su manera de vivir la maternidad lo que me fascina de ella.

Con mucho esfuerzo, honestidad y un saber estar que mantiene sus pies bien anclados en la tierra (“esta” tierra en concreto) Nora consigue cada día hacer compatible una vida profesional plena con la dedicación a su familia.

Hasta llegar al punto dulce que disfruta en la actualidad Nora ha ido optando entre diferentes caminos y tomando decisiones importantes. Quizas una de las que tuvieron más peso fue volver a Gipuzkoa en lugar de seguir en París o aceptar propuestas que entonces le llegaban desde otras grandes ciudades europeas.

Tal y como ella lo explica, sin embargo, la decisión no fue difícil ya que siempre había tenido claro que éste era su sitio. Estando fuera las posibilidades de promoción y reconocimiento profesional eran mayores y ella es ambiciosa respecto a su trabajo pero también lo es respecto a su vida personal. Teniendo ambas cosas en cuenta el año 2000 regresó a casa.

Basta conocer un poco a Nora para poder entender este movimiento que a mucha gente le parecería un suicidio profesional. Si hay algo potente en ella es el equilibrio entre el deseo de volar, de aprender, de estar al día y un fuerte arraigo a sus orígenes: familia, paisajes, imágenes… que nutren su universo creativo tanto o más que la inspiración que viene desde las pasarelas internacionales.

Nuestra conversación para hacer este post giró sobre todo en torno a la maternidad, un tema del que  antes le resultaba muy difícil hablar pues pertenecía a su mundo más íntimo y privado. Ese pudor cambió radicalmente cuando se quedó embarazada de Anuk (anteriormente tuvo un embarazo que no salió adelante). Recuerda esa época como un tiempo de felicidad absoluta. Fue entonces, estando embarazada, cuando creó su primera colección.

Con Anuk

Nora es una persona práctica y resolutiva. Si algo me agobia, actúo- dice. Para poder dedicar más tiempo a estar con su hija dejó todos los trabajos que tenía para otras marcas y se centró solo en lo suyo. Paradójicamente, el hecho de ser madre le animó a tomarse más espacio y tiempo para diseñar y desarrollar su propia firma.

 

(Las siguientes prendas pertenecen a su colección otoño-invierno de este año)

 

 

(Un rincón de su tienda en Donostia)

Nora recuerda el primer año con Anuk como

vivir en una burbuja, completamente feliz. Paseábamos mucho, íbamos a sesiones de masaje para bebés… Descubrí una nueva faceta mía mostrándole fácilmente a mi hija todo el cariño que sentía por ella, algo que hasta entonces me costaba exteriorizar. Leí en profundidad a Laura Gutman y le saqué mucho jugo a sus libros.

Hoy en día la organización cotidiana de su trabajo depende de los horarios de sus dos hijos. Trabaja sobre todo por las mañanas, cuando ellos están fuera. Se mete en su  pequeño estudio  y allí dibuja, consulta revistas, responde correos y llamadas. Actualmente, además de la colección del próximo invierno, también se dedica a otras cosas como dar los últimos retoques a la decoración de su tienda o preparar una serie de camisetas serigrafiadas.

 

Si necesita airearse un poco baja a tomar algo -cuaderno y teléfono en mano- en una cafetería que está al lado. Y cuando Alain llega de la haur eskola, Nora todavía puede aprovechar la siesta del pequeño para seguir trabajando un poco hasta que va a recoger a la mayor.

 

Las tardes las dedica por completo a sus hijos. Aparca el trabajo física y mentalmente, algo tan difícil de conseguir. Nora es capaz de desconectar y estar en cada momento allí donde se encuentra. Si ya es difícil hacerlo con cualquier trabajo entiendo que lo es aún más si se desarrolla una actividad de tipo creativo. Está claro que su cabeza está permanentemente ideando y relacionando cosas que luego podrá usar para sus colecciones. Pero luego llega ese momento en que dice: “vale, tengo una hora y media. A diseñar!”. Y exprime los minutos al máximo.

Otra de las cosas que me inspiran de ella es la manera en que trata y se relaciona con sus hijos. Su estilo de crianza está muy basado en la libertad y el respeto. No solo es algo que ella plantea directamente cuando hablamos sino que salta a la vista en cuanto pasas algo de tiempo con su familia.

Trato a mis hijos como deseo que me traten a mí. No me gusta que me organicen la vida, necesito mi espacio. Necesito sentirme libre y esa misma libertad es la que intento darle a ellos. Siempre hay que poner límites, es cierto, pero lo que más me importa es que estén a gusto, verles felices.

Anuk, de 4 años es muy tímida e independiente y Nora intenta respetar su manera de hacer las cosas dejando que vaya encontrando su camino para relacionarse con los demás de la forma en que se sienta más cómoda. Le encanta pintar, cantar y bailar (entre amigos) y jugar en el agua.

Mayo 2010

Alain, de año y medio, está en plena fase de exploración. Trepar le vuelve loco y su madre trata de no poner freno a ese deseo de conocer “qué hay más allá” o “más arriba”. El resultado son algunos coscorrones más de la cuenta… y un crío feliz. También disfruta con los cuentos y con los animales.

Mayo 2010

Para alguien como yo -que tiendo a darle mil vueltas a las cosas en la cabeza  y soy más bien controlona y asustadiza- Nora es un espejo en el que veo reflejada  (a la inversa) mi  manera de estar con Martina, donde el miedo y el deseo de protección ocupan un lugar tan importante.

 

Para terminar, lo que Nora me respondió cuando le pedí que completara las siguientes frases:

LA MATERNIDAD ES… una manera de acercarse a entender lo que son la vida y la muerte. Algo muy intenso que te ofrece la gran oportunidad de seguir aprendiendo.

MIS HIJOS SON UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN … constante, son ellos los que me enseñan a mí. Me hacen evolucionar. Estar a su lado supone hacer cosas que exigen esfuerzo, respeto, trabajo personal… Ser madre te pone frente a situaciones nuevas cada dos por tres: en la familia, con tu pareja, con los amigos… Con mis hijos estoy aprendiendo constantemente.

UNA MAMÁ A QUIEN ADMIRO ES… Maite, mi madre, un pilar fundamental en mi vida. Me inspira fuerza y seguridad. También mi amona Teresa (su abuela materna) con quien siempre he tenido una relación muy especial. De pequeña me pasaba horas con ella en la cocina, mirándola o cocinando juntas.

Por qué irme más lejos a buscar algo que tengo tan cerca!

 

He podido escribir este post después de una intensa mañana de cafés y conversación con Nora, un lujo que me encantaría poder disfrutar con todas mis “musas”.

 

Otras mamás que me inspiran sobre las que he escrito antes:

número 1. Lamima

Presentación de la serie

Read Full Post »

Older Posts »